to top

Claves para sobrevivir como autónomo

Ya hace dos años que empezamos la aventura y como aún estamos vivos lo celebraremos compartiendo lo que hemos aprendido para sobrevivir mentalmente y no ser un autónomo suicida. El trabajo está bien, pero la vida es aún mejor.

Define un horario para los clientes

Un error muy común entre los autónomos suicidas es contestar al teléfono o al email a cualquier hora y en cualquier día.
Según a qué nos dediquemos coger el teléfono a horas no-estandar entra dentro de la profesión. Si tenemos una cerrajería, somos el manager de los Rolling Stones o llevamos la campaña de Donald Trump no nos quedará más remedio que tener el móvil cerca a todas horas, pero estoy seguro que el 100% de los que lean este artículo (las 3 personas que habitualmente lo leen) no tienen profesiones tan interesantes.

Cuando un cliente llama a las 19:00h normalmente es porque se acaba de acordar de algo y mejor que apuntarlo es llamarte para que hagas de secretaria. Al final de lo que se hable a esa hora se tendrá que discutir al día siguiente.

Pon un horario. Ellos tienen el suyo, tu tienes el tuyo. Es lógico y al final lo verán así, pero si contestas a cualquier hora les estas dando el mensaje de que tu tiempo libre es de trabajo también. Que vives para trabajar. ¿Es así?

Y algo parecido pasa con los emails. No envíes emails a cualquier hora. Eso define tu horario de cara a ellos. Si un cliente recibe un email tuyo a las 19:00h creerá que normalmente trabajas a esa hora y al cabo del tiempo te exigirá que trabajes a esa hora. Y si lo envías a las 2:00h das el mensaje de desorganización, que trabajas después de venir de fiesta o que padeces insomnio crónico.

Recuerda, ese horario no tiene que encajar al 100% con tu horario normal de trabajo, solo es una franja horaria que estableces para contestar posibles llamadas o emails.

Organízate

Recuerdo la mesa llena de papeles, reversos de presupuestos fallidos para reciclar, Post-it, carpetas, etc, etc. Una jungla de apuntes de diversos clientes listos para poner a prueba la memoria.

Me gusta apuntar las cosas en papel, y eso que tengo programas para crear notas en la tablet, en el movil, en el ordenador…, pero me gusta dibujar las ideas en papel, me resulta más rápido y directo.

Al cabo del tiempo aprendes que lo más útil es trabajar con libretas. Cada página un cliente. Solo hay que buscar una cosa: la libreta. La llevo a reuniones con clientes, reuniones con compañeros, cuando me voy de vacaciones….

A parte de eso viene muy bien tener programas para apuntar tareas como Asana o Todoist. Están bien para recordar tareas y para priorizarlas.

Recomendación: No almacenar claves ni ningún dato sensible en las libretas generales (por si algún día se pierde) y tener una libreta específica para clientes especiales, esos que no quieres que ningún otro cliente se entere que trabajas para el (por ejemplo Donald Trump).

Desorganízate

Nooo, esto no quiere decir que ahora tiramos todo lo que hemos dicho antes y empezamos a mandar emails en domingo.

Recuerdo los primeros meses como autónomo. Antes había tenido un horario de 7:30 a 15:00. Todavía tenía el hábito de levantarme pronto, muy pronto, y de empezar el trabajo a esa hora. Pero a las 15:00 se acaba el trabajo y tengo la tarde libre, ¿no?

Pues no. Como ya he dicho hay que poner un horario al cliente, pero es muy difícil que ese horario sea solo hasta las 15:00h. Además, algunos días hay que preparar alguna reunión para el día siguiente o algún presupuesto. Eso me generaba frustración porque ya había trabajado las 8 horas y me tocaba meter más horas por la tarde. ¿Cuántas tenía que trabajar? ¿Infinitas?

Se me había olvidado una de las cosas buenas de ser autónomo y es que el horario lo pones tú, y puede variar de un día a otro, o en el mismo día.
Ahora me planteo el horario de manera diferente. Me levanto por mi mismo. Si tengo algo urgente, pongo el despertador para empezar pronto (solo lo he puesto un par de veces en dos años), pero lo general me levanto en algún momento entre las 7 y las 8. Puede ser que un día por exigencias del proyecto trabaje muchas horas pero si pasa eso al día siguiente intento cogerlo libre o al menos trabajo mucho menos.

Y si tengo algo que hacer algo por la mañana fuera del trabajo, pues cojo la mañana libre.
Eso sí, algunos fines de semana si tengo algún rato muerto lo aprovecho para adelantar un poco de trabajo para que el lunes sea más llevadero. Los lunes son lunes ya seas asalariado o autónomo. Eso no cambia.

Júntate con otros autónomos

No estás solo.

Algunos de nosotros pasamos mucho tiempo en el “despacho-oficina” enfrascados con los proyectos y casi sin contacto con el exterior. Es recomendable relacionarse con otras personas que compartan tu profesión, acudir a charlas, cursos, tomar cafés, etc. Compartir experiencias y puntos de vista sobre la profesión y la vida como autónomo te ayudará a tener un punto más equilibrado, sobre todo si estas empezando en esto.

Es importante que te de el aire, salir de la oficina, ver gente, despejar las ideas… Hay que sacar tiempo para eso, planéalo como si fuese otro proyecto en el que trabajar, no te quedes en casa leyendo artículos en algún blog 🙂

 

Deja un comentario