to top

¿Qué software de comercio electrónico elegir? – Pasos para vender en internet – 2/3

Una vez tenemos definido el catálogo de productos, métodos de pago, envío, política de devoluciones, etc., ahora nos toca decidirnos con quien vamos a trabajar y que software vamos a usar para construir nuestra tienda on-line.

La pregunta “Con quien vamos a trabajar” la contestaremos al final, pero primero analizaremos los 3 software de comercio electrónico más habituales: Magento, Prestashop y Woocommerce.

AVISO: No queremos analizar todos los puntos de cada uno de ellos, solo una idea global para ayudarnos a decidir cual de todos encaja mejor en nuestro proyecto de tienda on-line.

Magento

Sin duda es el software de e-commerce más potente para comercio electrónico. Si tienes un catálogo muy extenso, tu tienda se dirige a varios mercados, con varios idiomas, calculo de portes complejo, etc., este es tu sistema.

Tanta potencia tiene sus contras: Necesitarás un servidor potente para alojarlo. Además requiere tareas de mantenimiento periódicas, reindexaciones, optimización de ficheros, caché, etc. para que funcione fluido.

Cualquier modificación del código es compleja pero en cambio disponemos de un extenso catálogo de temas y plugins que satisfacen cualquier necesidad.

Pros:

  • Potencia
  • Catálogo de plugins y temas
  • Fácil de ampliar idiomas/mercados

Contras

  • Requerimientos de hardware
  • Tareas de mantenimiento
  • Personalización

Prestashop

Aunque no es tan potente como Magento, dispone de una zona de administración de la tienda on-line mucho más amigable. Está preparado para multiples idiomas y mercados, pero en el tema de traducciones de literales es un tanto engorroso (a años luz del sistema de Magento). Ideal para tiendas medianas.

No necesita un servidor muy potente. Solo con activar el sistema nativo de caché se consigue un gran rendimiento.

Por contra no hay tantos temas para Prestashop como para Magento o Woocommerce (WordPress). Además el catálogo de plugins no es muy extenso y algunas veces resultan muy caros. La personalización o modificación del sistema es complejo, para mi más complejo aún que Magento.

Pros:

  • Potencia suficiente para tiendas medianas
  • Facilidad de gestión

Contras:

  • Sistema de traducciones complejo
  • Pocos plugins y temas
  • Personalización compleja

Woocommerce

Antes de nada puntualizar un detalle de los dos sistemas anteriores: Son sistemas puros de comercio electrónico. Traducido: Son solo tiendas. Si queremos una web (con sus apartados, páginas, formularios, blog, etc) y además una tienda integrada en la misma web, construirlo de cero en Magento o Prestashop no es una buena idea. No está pensado para eso. Sí, tienen sus páginas, su gestor CMS, etc, pero no es el sistema optimo. Por ejemplo, esta pensado para un único formulario de contacto con unos campos determinados. Si quieres más… a programar o a meter un plugin.

En cambio Woocommerce es ideal para esos casos porque se trata de un plugin para WordPress. Eso es lo genial de Woocommerce, pero también lo peor. No nos olvidemos que WordPress es un sistema para hacer Blogs no podemos pretender que Woocommerce tenga todas las funciones que un sistema como Magento o Prestashop.

Dicho esto quiero comentar que es un sistema perfecto para hacer pequeñas tiendas on-line. Fácil de gestionar, fácil de traducir en otros idiomas… pero es difícil de crear otros mercados.

La personalización respecto a apariencia es muy amplia, tal y como es WordPress. La personalización no es “demasiado” complicada, hay bastante catálogo de plugins y con rango de precios bastante amplio.

Pros

  • Convivencia con web
  • Facilidad de gestión si conoces WordPress
  • No necesita potencia de hardware
  • Personalización

Contras

  • Sin tantas funcionalidades
  • Es WordPress

 

A Medida

Sorpresa!!

Antes de concluir el artículo y de hacer un resumen tengo que proponer otro sistema, la programación a medida.

Lo bueno de los sistemas anteriores es que son “gratis”, es decir, que ha habido “gente” que lo ha programado para el mundo y nosotros podemos utilizarlo. Solo tendremos que pagar por instalarlo, personalizarlo y configurarlo (si no somos capaces nosotros de hacerlo). Lo malo es eso, es programación que tiene que valer para una tienda de camisetas o para montar un ebay. Lo que significa que la estructura de base de datos y programación puede estar sobredimensionada para nuestro objetivo.

Además hay que pensar en las actualizaciones, compatibilidad con los plugins, etc. Esto por lo general supone quebraderos de cabeza y costes. Sí, costes. Porque para asegurarnos de que nuestro sitio es seguro tendremos que actualizarlo, tanto el “core” (núcleo del sistema) como temas y plugins instalados. Y cruzar los dedos para que todo vaya bien y una cosa no rompa otra.

En resumen, puede que estemos usando el sputnik para ir a la compra.

Con la programación a medida podemos estar seguro que encaja perfectamente a nuestras necesidades. Por lo general es mucho mucho mucho más ágil que Magento o Prestashop porque todo está pensado para nosotros. Lo malo de la programación a medida es la inversión inicial que puede triplicar en muchos casos a la implantación de los anteriores sistemas. Otro de los inconvenientes es la sensación de estar atado al proveedor para futuras ampliaciones, mantenimiento, etc.

Pros

  • A medida, nada sobra, nada falta
  • Mucho más ágil
  • No requiere tantas actualizaciones

Contras

  • Precio

[eltdf_separator class_name=”” type=”normal” position=”center” color=”” border_style=”” width=”100%” thickness=”1″ top_margin=”40px” bottom_margin=”40px”]

Antes nos ha quedado por contestar la pregunta de “Con quien vamos a trabajar”. La respuesta es fácil: Quien nos ayude a determinar el sistema que mejor se adapta a nuestras necesidades (y entre en nuestro presupuesto).

Cómo hemos visto cada sistema encaja a un tipo de necesidad. Tenemos que tener claro lo que necesitamos y el dinero que nos tendremos que gastar a lo largo de la vida útil de la tienda.

Una importante decisión!

En el próximo artículo veremos los pasos a seguir una vez tenemos en marcha la tienda: Campañas y redes sociales.

 

Deja un comentario